Biografía y Trabajos de Henry Gantt

Algo más que la Carta de Gantt

La importancia de Henry Gantt en la organización empresarial y personal, está fuera de cualquier debate. Entre sus múltiples aportes a la ciencia del trabajo Gantt destaca por su ya célebre Carta de Gantt, un gráfico de una sencillez magistral por medio del cual se puede organizar cualquier proceso humano, desarrollando en él toda clase de tareas y especificando la duración de todas ellas de una manera especialmente ordenada. Este gráfico es quizás el mayor de sus aportes, pero lo cierto es que para entender la figura y la obra de Gantt, es necesario tener un contacto directo con su biografía

henry gantt

Henry Gantt, el legado

Nacido en la pequeña localidad de Calvert Country, situada en el estado de Maryland en el año 1861 y fallecido a la pronta edad de 58 años en Pine Island, estado de Nueva York). Henry Gantt desarrolló su trayectoria escolar en esta pequeña localidad, posteriormente tendría que ir a Nueva York, en donde cursaría los estudios de Ingeniero.

La profesión de Gantt le abrió muchas puertas en su primera etapa laboral, sin embargo sus desarrollos no se ceñirían a esta disciplina. Las inquietudes del joven Henry, transcurrían por otros derroteros, concretamente por la organización del trabajo y la mejora de la productividad en las empresas y en las organizaciones humanas, cuestión sobre la que trabajaría en los años siguientes.

Precisamente, esto le llevó a trabajar para Frederick W. Taylor. Con este pensador, realizarían una serie de trabajos enfocados principalmente a este segundo aspecto, la mejora de la productividad en todos los ámbitos, creando una célebre doctrina que después sería adoptada por una serie de especialistas y estudiosos en la ciencia de la organización laboral como base para sus desarrollos.

En este mismo campo y fruto de sus investigaciones, en el año 1908, cuando Gantt se encontraba en la cuarentena, presentó ante la Sociedad de Ingenieros Mecánicos, un procedimiento de entrenamiento para los obreros en hábitos y costumbres de diligencia y colaboración, en este sentido, la teoría de Gantt sería que se necesitaba un cambio de paradigma en el trato patronal, estableciendo no sólo métodos de vigilancia sino también una serie de hábitos que consiguieran hacer su trabajo más efectivo y sencillo. Para fomentar estos hábitos, Gantt diseñó un sistema de bonos y modificaciones positivas al salario que se añadían al mismo en caso de que los obreros consiguieran acabar sus trabajos en su tiempo. Podríamos hablar que se trataba de una versión básica y primitiva de los complementos de productividad que en la actualidad todos conocemos.

También en esta época de su vida sería cuando presentaría el famoso diagrama de Gantt, el cual tendría una buena aceptación desde el principio, pero no sería hasta después del fallecimiento de Gantt cuando se impondría como un sistema de organización del trabajo realmente aceptado y extendido. En la actualidad este método se ha terminado de consagrar como un sistema contrastado y efectivo para organizar tareas.

La obra de Gantt permanece siendo actual en muchos sentidos, y los aportes en materia de productividad sentaron un camino acertado hacia la consecución de un trabajo más motivador y efectivo.

Leave a Reply